sábado, 14 de febrero de 2009

Ni siquiera es prestado.

Dicen que los hijos son prestados para los padres, tarde o temprano se van y los tienes que dejar ir. Una vez estaba discutiendo con mi hermano de la educación de su hijo, de como por ser L. hijo único se estaba volviendo algo caótico, rebelde, chiquiado y grosero. Entonces C. me contesta:


- Cuando tengas tus hijos, haces lo que quieras con ellos, los crías como tú quieras. Pero esté es mío.


A partir de ese día, fue la única y la última vez que le hicé un comentario de su hijo. Tiene razón, no es mi hijo, pero a veces por no ser nuestro hijo vemos las cosas desde otra perspectiva, con más claridad.

4 comentarios:

Morfina dijo...

El día que tengas tus hijos, van a estar peor de chiquiados, estoy segurisíma que seras una madre MUY consentidora. Así que mejor ni hables!

Cuando yo tenga hijos, los golpearé! jajajajaja ok no, pero creo que también tendré hijitos como L.: chiquiados, rebeldes y groseros XD

tOnYtO dijo...

El adoctrinamiento acerca del individualismo y la propiedad privada hacen tener el tipo de perspectiva que tiene tu hermano.

Todo era mejor cuando los niños eran vistos como lo que son : seres humanos en desarrollo que deben de ser cuidados y haciendo su viaje en la vida algo grato.

¡Hay que volver a la poliandría! Es la solución :p

Neurótica anónima dijo...

A mí no me molestaría volver en lo más mínimo, me pregunto si los demás hombres pensarán lo mismo que tú.

En las culturas antiguas las personas mayores eran consideradas fuente de sabiduría, que diferencia a lo que cada quien defiende hoy, bueno también yo no soy un adulto mayor ¿nop?

DOTORA GINEKO dijo...

No tengo hijos propios, pero tengo hijastros, y neta no me gusta como estan educados, peroooo pues si en definitiva, no son mis hijos... no se si el día que tenga los propios... mmmm bueno olvidalo, pero espero ser buena madre y educarlos bien...