jueves, 12 de febrero de 2009

Como el alpiste en tus dedos

Estaba él jugando con un saco de alpiste. Primeramente traía un instrumento de punta cortante (cuchillo) con el que estaba picando el costal, haciendo hoyos, recibiendo el consecuente regaño de la abuela para que dejará de hacerlo y le quito el instrumento punzocortante. Después le dió por meterle los dedos y empezar a sacar el alpiste por entre los hoyos que acababa de hacer para empezar a tirarlo a su rededor, por lo cual le dice la abuela:

- L. por favor deja de meter los dedos en el alpiste.

- Entonces abuelita, ¿quieres que le meta la mano?

3 comentarios:

tOnYtO dijo...

juar... La moraleja es "si vas a hacer algo, hazlo lo mejor que pueda" ¿No? :P

Neurótica anónima dijo...

Síii, así piensa un niño yo creo jeje, no piensa como cuando pierdes la inocencia, son un poco más egoistas y más libres, así deberíamos de ser nosotros, siendo nosotros mismos.

Hicé más extenso el post porque yo solo escuche el final, el cual se me hizó hilarante.

Anónimo dijo...

Bonjour

I just wanted to say hi

Cheerio