miércoles, 7 de octubre de 2009

Cálida inocencia

Tengo ganas de salir corriendo y juguetear en el lodo.


De tener suficiente con un peso para una paleta
y un beso de las buenas noches de mi madre.


¿Cuándo dejo de bastarme eso?

7 comentarios:

DIAVOLO dijo...

Tal vez porque, a fuerza de costumbre, dejamos de valorar las pequeñas cosas que realmente enriquecen nuestras vidas... pero al final, siempre estarán ahí.

Besos dulces.

P. Vargas dijo...

K tiempos aquellos donde uno salia por la mañana y regresaba, como decia mi mamá "hecho un chancho" lleno de barro...

Sobre la pregunta, es dificil ver como dejamos de vivir la vida de manera simple y nos autocomplicamos, yo por lo menos sigo teniendo mi espacio entorno a eso. Siempre he dicho que soy un animal de costumbres sencillas que es feliz con un poco de arroz, frijoles y un pedazo de queso... porque lo demás es amor... y eso no tiene precio...

Cuidate amiga, un abrazo!!

pd. Hay una dinamica en el blog de la cual me encantaria que formaras parte, date la vuelta cuando puedas, tas nominada ;-)

http://pvargas17.blogspot.com/2009/10/como-si-fuera-la-primera-vez-el-meme.html

LA GORDA dijo...

Cuando creció y compró el combo "grande".
Está a tiempo.
besos saltimbanquis

(con respecto al regalo, ya se le va a ocurrir algo: tiene tiempo)

Selene Emireth dijo...

Yo igual tengo ganas de tantas cosas que añoro, pero por el momento no me es pocible hacer... Pero, en cualquier tiempo que tengas hazlo, no te prohibas hacer nada... Saludos y un abrazo Penny LANE...

!ván dijo...

Sabes que me gusta? Subirme a los columpios!!
Tambien cuando llueve quedarme bajo la lluvia, no sabes lo gratificante es estar bajo la lluvia, me encanta

Ela dijo...

que tierno! me trajo recuerdos
besos

OAB dijo...

Creo que dejo de bastarnos, cuando dejamos de creer que lo importante somos nosotros y los seres que amamos.

Saludos